Entrada destacada

Las ciudades más amenazadas por el cambio climático

Los veranos son cada vez más calientes y los inviernos más templados, después de tres años que batieron todos los records de calor (20...

domingo, 16 de agosto de 2015

La sequía en el mundo


Muchas regiones del planeta están atravesando un período de sequía que están ocasionando graves daños al medioambiente, economía, salud y sociedad en general. Aunque históricamente este fenómeno ha ocurrido normal y recurrentemente en la mayor parte del mundo, en las últimas dos décadas han ocurrido las peores sequías que se hayan producido desde que existen registros de este evento climático.  Ésta ha afectado a todos los continentes por igual, y la región latinoamericana no ha estado exenta de ello.  En República Dominicana, por ejemplo, en los últimos años ha visto decrecer los niveles pluviométricos y este año se ha extremado de tal forma, que las imágenes de las presas casi secas o en niveles críticos son realmente patéticas.

Embalse casi seco en República Dominicana

La sequía, o falta de disponibilidad de agua, es principalmente ocasionada por la falta de lluvias, por lo cual se llama sequía meteorológica, y cuando esta se prolonga, entonces se produce una sequía hidrológica que podría llegar a la aridez.

La sequía en la historia
Este no es un fenómeno nuevo, y ha acontecido a través de los siglos de manera cíclica.  En la remota civilización sumeria se relata en la epopeya de Gilgamesh la sequía a que era sometida la región cada vez que se enojaban los dioses y liberaban a su “Toro del Cielo”, que hacía desaparecer el agua y secaba la vegetación.  Eso fue escrito en el año 2500 AC.

Gilgamesh luchando contra el Toro del Cielo, responsable de las sequías

En la Biblia también se hace mención de sequías que diezmaron cultivos y ganado, tanto en los libros escritos por Moisés, como por Elías y Jeremías. También en Egipto, por los años 1200, el historiador Abd Al-Latif narró la brutal sequía que llegó a ocasionar entre 100 y 500 personas muertas diariamente.

Una de las principales causas de la desaparición de los mayas fue la sequía

Registros históricos establecen que sequías fueron las responsables de la desaparición de civilizaciones como los mayas, la dinastía Ming en China, y reinos de Tailandia, Vietnam y Birmania, en los siglos XVII y XVIII.

Causas de la sequía
La ocurrencia de lluvias está vinculada a la cantidad de vapor de agua transportado por la atmósfera y el punto de rocío, determinado por la temperatura del aire, en combinación con la masa de aire conteniendo vapor de agua que tiene un movimiento ascendente.

Ciclo del agua 

Si uno de estos factores sufre alguna alteración cuya combinación no soporta los volúmenes de precipitación suficientes para alcanzar la superficie terrestre, entonces se produce la sequía.

Qué puede incidir negativamente en la producción de las lluvias?  Bueno, pueden ser varias las causas:
  • Un elevado nivel de reflexión solar, denominado alto albedo.  Los glaciares y casquetes polares ayudan a mantener un alto albedo.  Su deshielo, por lo tanto, está cambiando radicalmente los niveles de reflexión solar.
  • Persistencia de los vientos de alta presión llevando aire continental (más seco) en lugar de aire oceánico (más húmedo).
  • Existencia de barras de áreas de alta presión que impidan el desarrollo de tormentas eléctricas o lluvias.
  • Ciclos climáticos o atmosféricos, como el fenómeno El Niño, alteran las corrientes atmosféricas y oceánicas, con lo que pueden hacer aparecer o profundizar situaciones de sequía en algunas regiones e inundaciones en otras.
  • El calentamiento global que se produce por la acción directa de los seres humanos, como la sobre-explotación de los terrenos agrícolas, deforestación, riego excesivo, desvío del curso de ríos y arroyos, represamiento del agua, emisión de gases que contribuyen al efecto invernadero, etc.; incrementará las inundaciones a nivel global, deshielo de los polos y glaciares, aumento de los niveles del mar; y por otro lado, empeorará la sequía en otros sectores.

Albedo de la Tierra
Caracteristicas atmosféricas y oceánicas de El Niño












Hechos y cifras de la sequía
Según los organismos internacionales, los desastres naturales, especialmente la sequía, está ocasionando un aumento dramático de los daños, principalmente por el mal manejo de los recursos hídricos y por el propio cambio climático. Según la UNESCO y la National Intelligence Council (NIC), se ofrecen los siguientes datos:
  • El 70% de la superficie terrestre está cubierto por agua, de éste, solamente el 2.5% es potable, siendo el resto salada.
  • Entre 1990 y el año 2001 se produjeron 240 desastres naturales ocasionados por la sequía.
  • Durante ese mismo período de tiempo, las sequías ocasionaron 280 mil muertes en todo el mundo.
  • En el Estado de Orissa, en la India, en el año 2001, después de un año de inundaciones, ocurrió la peor sequía en una década, afectando a 27 millones de personas.
  • La sequía que sufrió Zimbawe a principio de la década de los 90s, produjo una disminución de su PIB en un 11%, y la del año 2000 en Brasil ocasionó que su crecimiento económico se redujera a la mitad.
  • En 1980, solamente 9 países se encontraban en niveles “catastróficamente bajos” de disponibilidad de agua (Arabia Saudita, Yemén, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Jordania, Libia, Argelia y Tunisia) y 2 en niveles “muy bajos” (Polonia y Sahara Occidental).
  • Para el año 2000, a los países “catastróficamente bajos” se sumó Pakistán, y a los de niveles “muy bajos” se sumaron China, India, Níger, Nigeria y Burkina Fasso, para llegar a 7.
  • Ya en el año 2015, los países con niveles “catastróficamente bajos” de disponibilidad de agua son 13 con la inclusión de la India, Sudáfrica y Marruecos.  Aquellos con niveles “muy bajos” incorporaron a la lista a España, Uzbekistán y Sudán.
  • Se estima que hacia el año 2025, a las zonas rojas se le añadirá el 25% del territorio de los Estados Unidos (especialmente la franja oeste), el sureste de Australia, Egipto, el noroeste de México, y el sur de Kazajistán.

Muerte de elefantes por la sequía en Zimbawe
Sequía en el norte de China












El caso de California en Estados Unidos
El estado de California en USA tiene ya más de 4 años atravesando una sequía que ha llevado sus reservas de agua potable al mínimo histórico de un 25%.  Más de un 60% de su superficie se encuentra catalogada como “sequía severa”, mientras que el restante 40% está bajo el título de “sequía excepcional”.  Por primera vez en la historia de ese estado, se han promulgado leyes especiales para racionalizar el uso del agua imponiendo multas para aquellos que las violen.

Sequía en California, mientras más oscuro más grave

La situación de California tiene un impacto actual y futuro importantísimo para el resto de los Estados Unidos dado que este estado es el productor del 50% de las frutas y vegetales de todo el país, el 99% de los frutos secos, el 40% de las cebollas y el mayor productor de fresas.  Además, California es el producto del 82% de todas las almendras que se consumen en el mundo.  Por tanto, la severa situación climatológica que se está dando allí podría dar al traste con la total aniquilación de la producción agrícola de la que tanto depende ese estado.

Situación del embalse del Lago Folsom, en el 2011 y en el 2014

También en la producción energética esta sequía ha tenido un gran impacto.  En el 2011 la producción hidroeléctrica representaba un 21% del total de generación, y a partir de ahí empezó un continuo declive que en el año 2013 había llegado a tan solo un 12%.  Al día de hoy, la producción hidroeléctrica del estado es un 0%.  Es algo verdaderamente dramático.

La sequía de Centroamérica
En Centroamérica tienen más de dos años sufriendo los estragos de la sequía, donde a finales del año pasado se contabilizaban más de 500 mil familias (unos 2 millones de personas) sufriendo inseguridad alimentaria producto de la caída de la producción agropecuaria producto de la sequía.

Imagen de cómo afecta la sequía en Nicaragua

En Guatemala, el 70% del país está seriamente afectado por la falta de lluvias, pero igualmente en altas proporciones la sequía azota a Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Distintos organismos internacionales están en auxilio de estos países, donde los más afectados por el fenómeno corresponden a la población más pobre, para implementar proyectos que incluyan la diversificación agrícola y métodos alternativos de irrigación.

Países que han desafiado exitosamente la sequía
Sin lugar a dudas, Israel es el líder mundial en materia de racionalización del consumo de agua y en el desarrollo de tecnología para su reciclamiento.  Israel es un pequeño país donde la mitad del territorio es desierto.  A continuación algunos logros destacables de Israel en materia del manejo de sus recursos hídricos:
  • Israel es el país número uno en reciclamiento de agua, con una tasa de reciclaje del 75%, donde el segundo lugar lo tiene España con apenas un 12%.
  • Los sistemas de irrigación por goteo son los más eficientes del mundo, con un 80%, la tasa más alta del mundo.
  • La planta de desalinización de agua más grande del mundo la tiene Israel, utilizando el sistema de ósmosis inversa, donde se producen 100 millones de metros cúbicos de agua potable al año, a un costo de 0.52 centavos de US dólares por metro cúbico, el costo más bajo del mundo para este tipo de sistema.
  • El 25% del agua que Israel consume es producida mediante tecnología, no recolectada por fuentes pluviales o fluviales.
  • Desde la década de los años 60s, Israel tiene el mismo consumo anual de agua, a pesar del crecimiento poblacional y el desarrollo de la industria y agropecuaria.

Planta desalinizadora de Israel, la más grande del mundo

Sistema de riego por goteo en pleno desierto, Israel





































En los últimos años, forzada por la fuerte sequía que azota la zona norte del país, China se ha embarcado desde hace varios años en el proyecto más grande del mundo en su naturaleza, con un canal de desviación de agua dulce de unos 1,200 kilómetros de largo desde el sur hacia el norte a través del río Yangtzé y con una inversión de más de 79 mil millones de US dólares.

Canal de transferencia de agua de 1200 kms, China

Otro país que también ha ejecutado con relativo éxito proyectos de aprovechamiento de recursos hídricos es España, que con sus microcanalizadores para captar lluvia y utilizando el método conocido como Water Harvesting ha logrado aliviar la sed de la región sur española.  El Water Harvesting no es más que el aprovechamiento del agua de lluvia, manteniendo durante su recolección y almacenamiento su pureza y niveles de potabilidad para fines de consumo humano.

Planta de tratamiento de aguas residuales con algas, España

Medidas para enfrentar la sequía
Mientras dure la sequía, existen varias estrategias o medidas que permiten mitigar sus efectos.  Las mencionamos a continuación:

Sistema de captación de agua pluvial o Water Harvesting

  • Presas y embalses para suministrar agua en época de sequía, tanto para riego como para consumo humano.
  • Monitoreo de la sequía, para ajustar los niveles de distribución del agua en la misma proporción en que se produzcan las precipitaciones pluviales.
  • Rotación de cultivos, para diversificar la producción agrícola, de forma que se siembren cultivos que demanden menor cantidad de agua cuando se entre en un período de sequía.
  • Captación del agua pluvial o water harvesting, mediante aditamentos instalados en los techos de las casas y en las partes bajas de los poblados, cuidando que el proceso de recolección y almacenamiento garantice los niveles de potabilidad del agua.
  • Trasvase de agua mediante canales y acueductos que permitan la redirección de ríos para el abastecimiento de zonas afectadas por la sequía.
  • Reciclamiento del agua tanto pluvial, del mar como residual, mediante su tratamiento y purificación para volverla apta para el consumo humano.

Disponibilidad mundial de agua, 1980-2015, según el NIC

La sequía es un fenómeno normal y recurrente para el que debemos estar preparados mediante la búsqueda de medios alternos de captación, producción y reciclaje de agua potable, así como de mejora de la tecnología utilizada para la producción agropecuaria y minera a los fines de que se necesite cada vez menos agua en los procesos productivos.  Por supuesto, todo esto acompañado de una verdadera política a escala global que contribuya a disminuir la intensidad de la dañina huella ecológica que los seres humanos imprimimos en el medio ambiente con nuestra permanente producción de gases que envenenan la atmósfera, depredación de los bosques y contaminación de ríos y mares, una política que podemos empezar a ejecutarla desde nuestros hogares.  Ayudémonos nosotros mismos a vivir mejor.