Entrada destacada

La resistencia al cambio a través del tiempo

Como muchos psicólogos explican, la resistencia al cambio es un mecanismo de defensa natural frente a lo desconocido y es una consecue...

miércoles, 31 de diciembre de 2014

La Fiesta de Año Nuevo en el Mundo


A partir de las 12 de la medianoche de hoy estaremos celebrando en la mayoría de los países la llegada del nuevo año, el 2015.  Es una celebración heredada desde los tiempos del Imperio Romano y con la expansión de la cultura occidental dicha celebración se ha vuelto casi universal.  Sin embargo, debemos detenernos a pensar quiénes y porqué no lo celebran hoy y sí en otra fecha.  Veamos.


Año Nuevo Chino
Conocida también como Fiesta de la Primavera o “Chunjié”, es la festividad tradicional más importante del calendario chino.  La misma se extiende a muchos países del este de Asia.  Como es basado en el calendario lunar, no coincide con el calendario solar utilizado por Occidente.  Actualmente nos encontramos en el año 4712 según el calendario chino y el nuevo año se celebrará el próximo 19 de febrero 2015.  Cada año es dedicado a un animal (son 12 en total) y el presente es el año del “Caballo”.  El año 4713 será el año de la “Cabra”.

Durante esta celebración se produce la mayor migración humana del planeta, ya que decenas de millones de personas se trasladan a su lugar de origen para participar en la misma.  Entre las tradiciones más arraigadas están la preparación de platos típicos, fuegos artificiales (recordemos que los chinos fueron los que inventaron la pólvora), entrega de sobres rojos a los más jóvenes con pequeñas cantidades de dinero para desearle buena suerte y la Danza del Dragón y del León, para ahuyentar los malos espíritus.


Año Nuevo Judío
También conocido como Rosh Hashaná, es conmemorado el primer y segundo día del séptimo mes del calendario judío o “Tishrei”.  Actualmente nos encontramos en el año 5775 del calendario hebreo y el nuevo año se celebrará el próximo 14 de septiembre del 2015.

Según la tradición judía, ese día y hasta el día siguiente o “Yom Kippur” (también conocido como el Día del Perdón), es profetizado cómo va a transcurrir el año siguiente, y la ceremonia inicia con el toque de corneta con el cuerno de un cordero.


Año Nuevo Islámico
Es el primer día del Muharram (primer mes del calendario musulmán) y celebra el día que inició la emigración del poeta Mahoma desde la Mecca hacia Medina (evento conocido como la Hégira).  Está basado en el calendario lunar, por lo que el año islámico es más corto que el año solar que se utiliza en Occidente.  Actualmente nos encontramos en el año 1436 y el nuevo año está pautado para iniciar el próximo 14 de Octubre 2015.

Por lo sagrado de este día, la mayoría de los musulmanes lo conmemoran ayunando como símbolo de devoción hacia Allah y para recibir sus bendiciones y favores.


Año Nuevo Ortodoxo
Es el conocido como Año Nuevo Viejo.  Esto es así porque la Iglesia Cristiana Ortodoxa no asumió el Calendario Gregoriano establecido en 1582 y que adelantaba 11 días al Calendario Juliano vigente desde los tiempos del Imperio Romano.  Por tal razón, los feligreses ortodoxos celebran el Año Nuevo el 14 de Enero de cada año.  Esta tradición se mantiene en su área de influencia en Rusia, Ucrania, Georgia, Armenia, Grecia, Bulgaria, Turquía, Serbia, Macedonia y Bielorrusia.


Año Nuevo Hindú
Es conocido también como Diwali y es un festival que dura 5 días.  Normalmente estas fiestas caen entre los meses de octubre y noviembre del calendario occidental.  Durante el Diwali, la gente estrena ropa nueva, reparte dulces y hacen explotar fuegos artificiales.  Es una de las festividades más alegres y significativas del calendario hindú.

Durante esos días las personas levantan un altar en su casa en honor a la diosa Lakshmí para que ella traiga prosperidad y riqueza.  También, se lanzan barcos de papel o lamparillas encendidas a los ríos sagrados, y mientras más lejos estos lleguen sin apagarse, mayor será la prosperidad del próximo año.


Es obvio que cada cultura tiene su propia forma y manera de celebrar, y en este caso, de esperar un más próspero nuevo año.  A pesar de nuestras diferencias aparentes, los seres humanos somos exactamente lo mismo, con las mismas necesidades, deseos y expectativas.

Feliz Año 2015!